FNA29: en emotivo acto giró la réplica TC de Guido Falaschi

Fue en la lluviosa mañana del domingo en el “Juan Manuel Fangio”. El auto homenajeó la última carrera del malogrado piloto de Las Parejas, pero no giró por el lugar del accidente. “Venir a Balcarce era una asignatura pendiente”, dijo uno de los impulsores del proyecto.

Carga emotiva importante tuvo la jornada dominical de la FNA29 en el autódromo “Juan Manuel Fangio”, ya que allí pudo girar durante varios minutos una réplica del último Ford Falcon que piloteó Guido Falaschi en la difícilmente olvidable 15ta final del año 2011. El hecho que marcó el deceso del piloto tras sufrir un terrible accidente a la salida del puente, significa aún la ausencia de la categoría en el trazado serrano. Allí, en medio de una inestabilidad climática importante, un grupo de entusiastas cumplió con el anhelo.

 

Uno de los hacedores del proyecto, Omar Belamendía, fue el encargado de manejar la unidad. “Venir a Balcarce era una asignatura pendiente. El día del accidente de Guido habíamos ido con algunos amigos a la carrera. Pude estar cerca del auto. Y en ese momento dije que algún día iba a hacer la réplica”, contó emocionado. El plan de la construcción del auto surgió el mismo domingo fatídico. En noviembre pasado el auto se mostró en Las Parejas (lugar de nacimiento del piloto, un 1° de octubre de 1989).

 

INGRESANDO. La réplica del auto de Falaschi encara la curva hacia la hoya. No pasó por el lugar de la tragedia.

 

Luego recorrió algunas muestras y presentaciones hasta recalar aquí con motivo de la Fiesta. El auto se armó sobre la base de un Ford original de TC con varios elementos que donaron, entre otros, Walter Alifraco, Luciano Ventricelli, Juan Pablo Gianini, los hermanos Bonelli y Alejandro Garófalo. El auto se terminó de armar en el taller de Leonardo Forte. La pintura, que es la misma que tenía el auto original, estuvo a cargo de la familia Castillo y la agrupación “Ford es un sentimiento” de Berazategui.

 

En tanto, el encargado de las gráficas fue Matías Sosa, el mismo que había realizado el ploteo en el auto original cuando trabajaba en el HAZ Racing Team. Según Belamendía “el coche está para correr en un TC Mouras, tranquilamente”. Tras dar varios giros por el “chico” del Fangio (el coche no recorrió el sector del accidente), el cierre fue ideal para una mañana de emociones encontradas. El metraje final fue coronado con aplausos, abrazos, sollozos y un cierre al son del “olé, olé, olé, oleeeé, Guidooo, Guidooooo…”.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior