Victoriano De Dios: la promesa del ajedrez que gana al mundo

Con 11 años, se perfila como Gran Master. Se inició en tiempos de Pandemia y potenció su talento con torneos virtuales contra jugadores de varios países. Lee libros sobre Capablanca y Fischer, y admira a Firouzja. Es uno de los ternados al “Fangio de Plata”.

En Balcarce el ajedrez, desde hace casi un siglo, es practicado mayormente por varones adultos, y en un limitado número de practicantes y sedes de práctica, salvo casos excepcionales no se tiene registro preciso si hay mujeres que al menos hayan disputado certámenes oficiales. Sin embargo, y comprendiendo que debe renovarse para seguir vigente, no niega la apertura a jóvenes y niños, con algunos que otros encuentros o al menos escuelitas. De esas acciones, suelen salir a veces, jovencitos que, estimulados desde el seno familiar, se animan a practicarlo y hasta a competir en la actividad.

 

Es el caso de Victoriano De Dios, que con 11 años ya da que hablar (y escribir) en cuanto a su prematura afición por el deporte-ciencia. En 2020 cuando tuvimos que encerrarnos en casa por la Pandemia que nos agarró “redepente”, sin escuela, ni amigos que poder visitar, Victoriano, como otros tantos pibes, se aferró a la onda virtual ya sea desde su PC, Tablet o celu, a fin de saciar su sed de entretenimiento. Así, descubrió casi por casualidad que podía interpelar con chicos de otras partes del país y del mundo, y comenzó a competir de manera virtual en el ajedrez, actividad que practica desde los 7 años.

EN CASA. “Vito” practica y juega constantemente. Disputa entre 10 y 20 partidas por día.

 

 

De principiante a Maestro internacional

 

Así, este jovencito, empezó a participar en torneos virtuales SUB10, SUB12 y SUB14, incluso SUB16 y SUB18, con singulares resultados. El sistema virtual le permitió, desde su casa, medirse con chicos de Suecia, España, Alemania, Estonia, India, Brasil, China, Francia, Japón, Holanda, Ecuador, Sudáfrica, EEUU y Gran Bretaña. En el corto lapso de competencias, “Vito” pasó de un coeficiente deportivo de 700 (principiante) a 1800, que según el rango ELO (un cálculo de habilidad relativa del deporte), lo posiciona como Maestro internacional. Desde 1971 y hasta hoy ese ranking tiene un líder: Bobby Fischer.

 

Fischer, que falleció en 2008, es uno de los mejores exponentes del ajedrez de la historia (solo superado por José Raúl Capablanca y Anatoly Karpov), y que lidera el ranking ELO con 2760 puntos, el mismo que califica a “Vito”, de solo 11 años. Pensar que el jovencito añora con llegar a ser Gran Maestro, es justo dar en la tecla a sus aspiraciones: “Yo soy Victoriano y tengo 10 años soy de Balcarce y además soy de RIVER y me encanta el ajedrez y quiero ser GM a los 12 o antes. Los invito a mi equipo para que se unan y se diviertan”, posteó con natural pretensión “Vito”, en el sitio estadístico y especializado Lichess.org .

 

CONTRA EL MUNDO. Victoriano en plena competencia virtual. Juega contra chicos de varios países.

 

 

Jugador virtual, a tiempo completo

 

Victoriano empezó a jugar a los 7 años, en el seno familiar y desde cero. Posteriormente empezó a tomar clases con Guillermo Manzino, reconocido tablero local, ligado al Club Sportivo Trabajo, único ente local que dicta ajedrez a principiantes. A los 8 años ganó su primer torneo. Su cualidad interesante es la de analizar partidas, practicar movimientos y ejercicios. Es hábil para las matemáticas, muy comunicadas al deporte, y que utiliza frecuentemente. A fin de pulir su estilo, “Vito” toma clases virtuales todo el tiempo y hasta lee libros referenciales a los grandes maestros como Fischer, Capablanca o Alekine.

 

Al momento del artículo, “Vito” ha disputado más de 1.000 torneos. Desde hace 3 años disputa una media de 3 partidas por semana en modo virtual, y cuando la acción se liberó un poco más, contabilizó algunos torneos en modo presencial, con victorias en Azul, Ayacucho y Tandil, donde fue invitado para jugar el “Sierras de Tandil”, entre los adultos. En el orden virtual, cada semana disputa algún torneo nacional, y combina con algún certamen internacional. Dada la rapidez de las partidas (unas 12 por hora), se estima que en tres años, “Vito” ha superado las 4.000 desde que se inició en la actividad.

 

Su estilo de juego es frío, directo y ofensivo, lo aburren las partidas largas. Su punto débil es que se desconcentra fácilmente y cuando eso le pasa se pone muy nervioso, algo que el jugador espera poder corregir. Toma como referencia al talento francés (de familia iraní) Alireza Firouzja, gran master que ganó el torneo de Irán con 12 años y que obtuvo el título de Gran Master, a los 14. Para “Vito”, el tablero internacional es el ejemplo a seguir, y que lo motiva a su objetivo de Gran Master en un futuro no muy lejano. Su otra aspiración: competir en el Mundial de ajedrez que se realizará este año en nuestro país. Un chico de prometedor futuro.

 

PREMIOS. De todos los certámenes presenciales que participó, Victoriano trajo premios.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior