Paula Silva: la voleibolista que trae Copas y suma proyección

Es punta y opuesta titular de la SUB18 de Mar Chiquita Voley, uno de los equipos más fuertes de la Provincia. En menos de un mes logró la Copa de la Liga, un Abierto Provincial y el título de la Federación que clasifica a la Copa Argentina. “Fue un buen año”, aseguró.

Paula Silva tiene 17 años y juega actualmente en Mar Chiquita vóley, uno de los equipos más fuertes de la provincia de Buenos Aires. Junto a ese plantel, la chica se destaca en la la categoría anterior a la Primera habiendo conquistado tres Copas regionales en diferentes ámbitos. En su pre-historia con el deporte, Paula comenzó a jugar a los 6 años en Balcarce Voley, el plantel local municipal con el que también cosechó logros diversos. Antes de cumplir los 15 años fue nominada a Revelación deportiva en los “Fangio” de 2015 y al año siguiente ganó la terna de vóley. Se destaca por su altura y letal pegada.

En el último verano pudo vérsela en acción durante un torneo de Beach Voley junto a su compañera y amiga Celina Ivorra, desplegando un buen desempeño en cancha. Ganaron una Copa y desde allí el destino de Paula Silva viró hacia la costa. Ya despegada del vóley local, comenzó su carrera en Mar Chiquita Voley, jugando como punta y también opuesta y logrando junto al equipo muy buenos resultados. En menos de un mes obtuvo tres copas: la Copa de la Liga AMV, de Mar del Plata, el título de la LIPROBO (Liga Provincial Bonaerense de Voleibol), clasificatorio para la Copa Argentina, y el Abierto SUB18 de Mar del Plata.

“Fue un buen año para nuestro vóley”, explica Paula, pero aclara que “por la cuarentena fue difícil tener continuidad con los entrenamientos, no pude ir a todas las prácticas y retomé recién a un mes de las competencias más fuertes, pero con la misma intensidad de siempre”. Detalla la actualidad del vóley que milita, pero se abstiene de hablar del vóley que la formó cuando se trata de hacer un análisis. “No puedo hablar del vóley local porque ya no juego en él y aunque competimos en la misma liga noto que el marplatense es otro vóley, otra forma de trabajar, otras chicas: otra mentalidad”, asegura la joven.

A Paula le resta un torneo para cerrar el año, ya que esta semana fue suspendida la Copa Argentina de la Federación de vóley, el torneo más importante para menores SUB18, y por el cual Mar Chiquita había ganado la clasificación directa. La contienda se iba realizar en Chapadmalal entre el 31 de octubre y 12 de noviembre próximos, pero fue desestimada por costos y falta de equipos. Así, la joven cerrará su año deportivo participando de la 7° edición del “Bataracito”, torneo organizado por Estudiantes de Olavarría (cuyo apodo es “el bataraz”), el 30 y 31 de octubre y donde compiten todos los equipos de menores.  

Paula integra una familia muy vinculada al vóley. Su padre es instructor de vóley y su mamá es jugadora master y referente del vóley local. También su hermana menor juega integrando la división SUB13 de Balcarce Voley. En su haber, la joven tiene más de 10 años de carrera. Ha cosechado logros tanto dorados como plateados y antes de cumplir los 15 años fue nominada a Revelación deportiva en los “Fangio” de 2015. Al año siguiente fue “Fangio de Plata”, siempre representando a Balcarce Voley. Tras un 2020 de inactividad, ganó la referida Copa de Beach Voley y cerró trato con MCHV donde va por mucho más.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior