FD35: ¿Qué hizo Mateo Rivero después de ganar el “Fangio”?

Tras recibir el premio, el joven palista fue saludado por gran parte de la comunidad deportiva de manera presencial y por las redes. Con solo 15 años es el deportista más joven que recibe el “Fangio” y el segundo más joven del historial. ¿Qué hizo después?...

Por varios segundos, la luz lo del escenario lo cegó al límite del hartazgo a la espera de la mención de su nombre recibiendo el “Fangio de Plata” en solitario. Sus competidores de la terna de padel no estuvieron presentes por compromisos personales: Francisco Ludueña en Mar del Plata de Pretemporada, y Mario Monfroglio cumpliendo con su compromiso laboral. Fue lunes, recordemos. En el estrado lo esperaba Alberto Trejo, máximo referente del mejor deporte del año, el único que juntó a un doble Campeón Panamericano y a un doble subcampeón mundial en una misma terna. El padel, nada menos.

 

De la entrega también participó su entrenador Ariel Echegorría, quien junto al compañero de “Mate” viajaron desde Mardel especialmente a la FD. No fue poco, Echegorría moldeó de alguna manera el estilo de Mateo, de inicio precoz en la actividad, cuando jugaba en pareja con su padre Walter. Tras “platearse”, descansó un rato de los imparables flashes y las tortuosas luces. Podía palparse en el ambiente que con el “Plata” en el bolsillo, era el gran candidato de la noche ya que, en la escala de valores, había vencido al doble Campeón panamericano Francisco Ludueña el segundo logro más importante del año.

 

ABRAZO. “Mate” se funde con su entrenador tras recibir el “Plata”. Coco Trejo detrás, mira con emoción.

 

La lógica fue determinante con la atleta Shalom Lescano (Fangio de Oro 2019), que pese a contar con un impresionante balance deportivo anual, incluyendo varios títulos argentinos, no le bastó acceder al premio, desde su consagración en el atletismo sudamericano juvenil. Tuvieron que pasar 17 ternas para que Mateo Rivero escuche su nombre vociferado al firmamento y elevarse así directo al olimpo de los grandes deportistas balcarceños reinados por el más grande de todos. Desde su postura humilde, el chico recibió el “Oro” y apenas esbozó: “es un momento increíble para mí”.

 

Luego, el moscardoneo periodístico lo arrinconó contra un banner iluminado que le ofició de eventual respaldar donde, y como lo hace con las pelotas y su paleta de vida corta dentro del cuadrante, devolvió respuestas cortas a preguntas bastante básicas. “tres periodistas me preguntaron lo mismo”, bromeó después. En medio de un sinfín de saludos, Mateo, con su familia se fueron a cenar al Café “Quíntuple” donde coincidió con los organizadores de la Fiesta, el jefe comunal, varios funcionarios y la CD Electora. Lo invitaron a la mesa y allí recién pudo relajarse de todo un trámite que lo incomoda.

 

TIENE LA PALABRA. Acotado para las notas, Mateo dijo estar viviendo un “momento increíble”.

 

Entre charla medida y más preguntas, Rivero pudo disfrutar de un pollo al verdeo con papas españolas y algo de gaseosa Cola, poco pan, algo de aderezo y de sal, no mucho más. Contó que pese a su semblante descansado su tarea no terminó, mejor dicho: empezó de nuevo. En horas nada más, lo esperaban en Buenos Aires para iniciar la Pretemporada de Selección, a cargo del entrenador de la APA, Jorge Nicolini, jefe de la delegación argentina subcampeona en Torreón, donde “Mate” brilló junto a Agustín Gallardo, a quién prestó su “Plata” durante la entrega del “Oro”. Pasadas la 1 de la mañana, Mateo se retiró de la mesa. Debía viajar desde las 4 hacia Buenos Aires.

 

Allí, el deportista iniciará su puesta a punta de cara a la competición nacional e internacional, con la premisa de incorporarse a la SUB16 nacional para torneos futuros, alternando seguramente con algunos torneos regionales. “Estoy deportivamente muy bien, tengo algunos sponsors que me asisten con la ropa y las palas (paletas), el tema más complicado es conseguir los viajes, esto es algo que busco resolver para poder estar tranquilo”, confió Mateo. Con 15 años, el chico local entró en el historial de ganadores y dio al deporte el sitial esperado hace 35 años: ser Oro por primera vez en su historia.

 

ABRAZO II. El intendente Esteban Reino entrega a Mateo el “Oro” en un fundido y emotivo saludo.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver al botón superior