A 65 años de la carrera en la que Fangio pasó a la historia

Su victoria en el Nürburgring demostró su increíble talento al volante y su determinación para alcanzar el éxito. Su legado en la Fórmula 1 sigue vivo hasta hoy en día y seguirá siendo recordado como uno de los grandes de la historia de este deporte. VIDEO HD.

Se cumplen por estos días 65 años de la última Copa Mundial lograda por Juan Manuel Fangio. Cuando comenzó la temporada de 1957 de la Fórmula 1, el “Chueco” era un piloto consagrado gracias a los títulos de 1951, 1954, 1955 y 1956. Sin embargo, aquel torneo fue particularmente especial en su campaña deportiva. No solo por la obtención de su quinta corona, sino también por su memorable victoria en el Gran Premio de Alemania. El torneo de 1957 se disputó sobre un total de ocho fechas, incluyendo las 500 Millas de Indianápolis donde solo participaron pilotos y equipos estadounidenses.

 

La campaña comenzó con el GP de Argentina donde Fangio ganó y lideró el 1-2-3 de Maserati que completaron el francés Jean Behra y Carlos Menditeguy. La racha victoriosa del Chueco se extendió en los GP de Mónaco y Francia. La hegemonía del argentino la rompieron Tony Brooks y Stirling Moss, quienes llevaron al triunfo a Vanwall en Gran Bretaña. Moss estaba luchando por la punta cuando su auto sufrió un problema mecánico. Ingresó a los boxes, tomó el vehículo de Brooks y cruzó primero la bandera de cuadros. Así Brooks y Moss dieron por primera vez un triunfo a una marca británica.

 

LA ULTIMA GRAN CARRERA DE FANGIO EN NÜRBURGRING – Por la TV Alemana

 

Pese a su abandono por una avería mecánica en su Maserati, Fangio se fue del circuito de Aintree manteniendo el primer puesto del campeonato y con 12 unidades de ventaja sobre el italiano Luigi Musso (Ferrari). En el GP alemán, disputado en el peligroso y fascinante circuito de Nürburgring, Fangio tuvo una fuerte competencia con otros pilotos de renombre como los ingleses Mike Hawthorn y Peter Collins, ambos de Ferrari. En la difícil pista germana, donde ya había ganado en 1954 y 1956, Fangio demostró su habilidad al volante y su capacidad para mantener la calma bajo presión.

 

Tomó la cabeza desde el vamos, perdió la punta al ingresar a boxes para cambiar neumáticos como parte de su estrategia y debió remontar la ventaja de casi un minuto que tenían los líderes para superarlos. Finalmente, cruzó la línea de meta en primer lugar con solo tres segundos de ventaja sobre Hawthorn. La proeza incluyó batir el récord de vuelta en diez oportunidades y tuvo como frutilla del postre la obtención del quinto título, que le permitió ser la referencia de la Máxima durante el resto del Siglo XX. El año lo cerró con dos podios tras ser escolta de Moss en los GP’s de Pescara e Italia.

 

Tres horas y media de carrera después, cruzó la línea de sentencia y recibió con una sonrisa de oreja a oreja la bandera a cuadros. Una alegría imborrable y una adrenalina difícil de bajar. “Jamás había conducido de esa manera, pero también comprendí que jamás volvería a hacerlo”. Al sacarse las antiparras, el casco y bajarse de su Maserati 250F, el hombre de 46 años supo que ni él podría alcanzar su propia proeza alguna vez. ¿Qué más le quedaba por hacer? ese 4 de agosto de hace 65 años, en el Gran Premio de Alemania de 1957, Juan Manuel Fangio corrió hacia adelante los límites de lo posible.

 

Juan Manuel Fangio VS Jack Brabham

carrera conmemorativa en Sandown (Australia) – TV Alemana

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior