Tendencias

Sebastián Vidal: “Invertimos el tiempo en trabajo permanente”

Así lo aseguró el Secretario de Turismo de la Comuna. Aunque la actividad motor está completamente parada, las acciones laborales en el autódromo no se detienen. Se trabaja en reparaciones mantenimiento y la posibilidad de recuperar las pruebas libres.

Una pareja de caminantes, a ritmo firme, trepa a la inversa la interminable lomada de la salida de la curva 1, la más grande del autódromo Fangio, mientras dos operarios luchan por poner en marcha sus moto-guadañas y recortar ese pasto rebelde que brota del último paredón. Esta nuboso y hace mucho frío. En el autódromo convergen solo los extremos climáticos: el frío polar y ventoso o el calor más abrazador. Estar en julio trabajando allí es casi una aventura. Sin embargo, sin prisa, pero sin pausa, las tareas se realizan en procura de recuperar el rugido que asomó en el último bimestre anterior como una gran esperanza.

Ya acelerados en el recupero definitivo de la actividad, la Federación Mar y Sierras le hizo un guiño al trazado y le dio la apertura del Campeonato Zonal del presente años, más la muy probable realización de dos fechas más en el año. Empero, a poco de una semana de reactivar el ciclo, la cuarentena echó por tierra todo ese sueño. Ni siquiera las pruebas libres, reduciendo su capacidad operativa a nada. El Fangio hoy es solo una suerte de peatonal que durante el día suele juntar a un sinfín de caminantes, pedalistas y aventureros. Paradójicamente, el circuito creado para los autos, hoy tiene el acceso vedado a ellos

 

 

“Invertimos el tiempo en trabajo permanente”

Bajo este panorama, la Comuna decidió invertir ese “tiempo muerto” en trabajo, y así por lo menos lo aseguró el Secretario de Turismo, Sebastián Vidal. “Desde hace más de un mes y a cargo de la Cooperativa de trabajo emplazada allí, es que continuamos con los trabajos que teníamos previstos antes de la pandemia. El reposicionamiento de los guard rails, los trabajos en la hoya y la construcción de los paredones, son algunas de esas labores”, explicó el funcionario a ACCION5. “el objetivo es el de poner a punto el circuito y así volver a recibir a las máximas categorías este año o cuando sea”, avizoró con optimismo.

A cargo de esas tareas se encuentra la Asociación Autódromo de Balcarce (AAB), sostenida por el aporte comunal con personal municipal y del Museo Juan Manuel Fangio (hoy cerrado a la comunidad desde marzo). “Me saco el sombrero por la AAB”, destacó Vidal. “Aunque hacemos un trabajo conjunto, el aporte principal de horas hombre lo hace justamente esta agrupación. Mucho se los cuestiona, pero es común que cuando alguien hace otro critica”, lamentó. Presidida por Mario Alberghini y con la asistencia permanente de Jorge Santiago y varios miembros más, la Agrupación no se detiene y apuesta a más.

 

 

En un circuito para correr los autos no pueden entrar

“Si Balcarce hace todas las obras que pidió la FIA y la CDA del ACA, podrá venir cualquier categoría”, le dijo Alberghini esta semana a El Diario reafirmándose en el hecho de que “todo depende de la cuestión económica, pero si hay decisión política creo que en el lapso de 4 o 5 meses podríamos avanzar con casi todas las obras y a fin de año podríamos tener todo el circuito entubado”. Vidal en tanto, recordó que existe un protocolo para la realización de pruebas libres que fue presentado en mayo, cuando Balcarce aún no estaba en fase 4. La acción se archivó en Provincia y ahora hay que refrescar ese pedido.

“No se explica el hecho de que Provincia no acepte que los pilotos realicen pruebas libres, y que con el predio cerrado a estas tengamos tanta continuidad de gente transitando a pie o en bicicleta por el circuito”, lamentó Vidal. La condición natural del predio, el aire que allí se respira y la facilidad de accesos para aquellos que no transitan en vehículos motorizados, ha hecho que el autódromo se convierta en el sitio preferido de los caminantes, pedalistas y aventureros (los autos y las motos no pueden circular por allí). Clara prueba de ello es la cantidad de fotos y videos que circulan en las redes de gente que estuvo en el “Fangio”.

 

“En cualquier horario del día ves gente circulando, ya sea a pie o en bicicleta”, refirió el funcionario. No es que esté prohibido, pero no resulta lógico que el circuito pueda brindar esta facilidad gratuita y no tenga la posibilidad de un ingreso mediante las pruebas libres. “Es curioso”, dice Vidal, “que un circuito que por lógica está hecho para los autos, estos (hasta los de calle), tengan su actividad completamente vedada”. Mientras, el silencio otra vez se adueñó del autódromo, acostumbrado ya en su casi medio siglo de vida, a tantas desilusiones. Ahora, solo depende de un destino del también dependemos todos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior