ActualidadFutbol

Fútbol: el ‘Oficial’ se encamina a otro año de inactividad absoluta

El torneo insignia cumplirá 18 meses de inactividad el mismo día que la LBF arribe a su 99° aniversario. Se necesita un semestre completo para su desarrollo, pero adelante tiene previsto un “Preparación” que, de hacerse, consumirá 3 meses. INFORME ESPECIAL.

Con el foco puesto en la problemática sanitaria nacional, y más precisamente en nuestra región, siendo el tema central el alarmante crecimiento de contagios y consecuentes decesos a causa del COVID19, no hay mucho para decir en materia deportiva, y lo que hay para contar va a contrapelo de la animosidad y ansiedad que lo caracteriza. No hay anuncios de actividad ni tampoco alguna previsión al respecto y de lo último que se tiene registro es del tenis y el padel, que pudieron cerrar su primer semestre con torneos muy al filo de decretada la nueva normalidad vigente. Todo está inmerso en la incertidumbre.

 

Estas actividades, si se quiere, son permitidas dentro de la fase 3, ya que pueden practicarse de manera individual, también los deportes físicos como el ciclismo, atletismo y sus derivados (individuales, claro), todos de manera recreativa. Pero de los deportes colectivos, ni hablar: no hay manera (por lo menos por este momento), que las actividades colectivas o en equipo, retornen. Tampoco que el público pueda disfrutarlas, pagas o no. Y aquí es cuando todas las miradas se posan en el deporte insignia de todos: el fútbol local, actividad que más sufrió la Pandemia, y que esta semana cumple 18 meses de inactividad.

 

ALLA LEJOS. Los entrenamientos tuvieron interrupciones y las posibilidades de competir son todavía lejanas.

 

 

Hacia un triste nuevo aniversario

 

El triste onomástico coincide con otro mucho más importante: los 99 años de la Liga Balcarceña de Fútbol, y que hasta el año pasado había podido organizar más de 100 torneos oficiales a lo largo de su historia. Aunque tuvo algunas interrupciones en la década del ’70, el año pasado fue el primero en toda su historia en suspender un certamen completo. Y como están las cosas va en camino a suspender otro, aunque a los apasionados futboleros les duela en el alma, porque, aunque es cierto que “no se puede cambiar de pasión”, como diría el personaje de Guillermo Francella, primero está la salud.

 

La Liga Balcarceña encamina un nuevo aniversario con las canchas cerradas, las pelotas guardadas y con varios jugadores debatiendo su continuidad. Desde el verano pasado la LBF se dedicó a tareas administrativas y realizar sus reuniones de los martes, las cuales solo trataron temas comunes. La luz de la esperanza se encendió hace un par de meses cuando parecía que la cosa arrancaba, acorde a las normas establecidas. Se estableció el fixture del “Preparación”, de infantiles y hasta se le permitió un aforo de un centenar de personas. Sin embargo, abril y mayo vinieron complicados y todo volvió a un cajón.

 

ULTIMA PRESENTACION. En febrero de 2020 se lanzó el Bonogol y el Juvenil. Todo se cerró al mes siguiente.

 

 

Torneos: los tiempos se acortan

 

Con la suerte de “cuarentena dura” establecida desde el gobierno nacional, y la situación sanitaria complicada, sumado a la baja de recordados referentes del deporte que fallecieron en los últimos días, los ex futbolistas Daniel Bibbó (Amigos Unidos) y Roberto Echaide (Ferroviarios), el joven dirigente Facundo Echaide (hijo de Roberto que murió en la misma semana) y Alberto Rego (ex futbolista y árbitro), la mayoría por COVID, el ánimo liguista boya entre la pesadumbre e incertidumbre interminables. Ni siquiera hay atisbos de un reinicio visible y lo que es peor: Los tiempos se acortan para la puja de torneos.

 

Mayo, aunque tardío, es el mes habitual para el inicio del fútbol oficial que, si mantiene su ritmo y sortea los problemas climáticos de la época, llega con un tercio del torneo cumplido antes del receso invernal. Para fines de agosto suele comenzar la segunda parte, la más competitiva del torneo porque es la que define los Play Off. Para octubre o noviembre es tiempo de las eliminatorias, habitualmente de ida y vuelta, según como se den los tiempos y en diciembre se concretan las definiciones. En paralelo ocurre lo mismo con las inferiores, que también tienen algunos torneos al sistema “todos contra todos”.

 

LA PELOTA EN LA CABEZA. Emiliano López no pierde las esperanzas de meter un “Preparación” este año.

 

 

Oficial: en vías de postergarse (otra vez)

 

Normalmente un Torneo Oficial de fútbol, de 22 fechas, más cuatro de Play Off y la final ida y vuelta, suele durar un promedio de 6 meses, el tiempo justo que nos queda hasta fin de año. Si tomamos en cuenta que hace 18 meses que no hay fútbol oficial en la ciudad, es necesario que antes del Oficial se realice un “Preparación”, en este caso, un torneo de 10 equipos (dos no participan), de 11 fechas (una rueda todos contra todos y play Off entre los cuatro mejores, el cual demandará un trimestre); es poco el margen que queda para meter un Oficial dentro del año, a menos que se haga la misma competición otra vez.

 

Esta maniobra sería bastante improbable por varios motivos, primero y principal porque las acciones dependen del orden nacional, provincial y del Concejo Federal y APREVIDE. Después, que todos los clubes participantes acepten “pegotear” dos torneos seguidos, y lo último y más determinante: que el clima no conspire ni un solo fin de semana. A eso se sumará la disponibilidad de los planteles, que ninguno esté contagiado de COVID, lesionado o suspendido, que las canchas estén habilitadas y que se permita el acceso del público para mantener las competiciones. Lo mismo pasaría con las divisiones inferiores.

 

Con todos estos elementos en contra, será muy difícil remarla en procura de restituir la competencia oficial. Agregando además que habrá que revisar en que situación sanitaria se encuentra cada plantel, organizar los benditos protocolos en todos los estadios disponibles, “bancar la parada” con un escaso margen de público pago, contar con el visto de la Gobernación Provincial para activar a la Policía, que el Hospital esté disponible ante probables lesiones complejas como quebraduras, traumatismos o eventualidades respiratorias. Y lo más importante: que TODOS los clubes puedan y quieran participar.  

 

PREPARACION. Será el único certamen posible en lo que va del año. En abril se definió el fixture.

 

 

Para todos “que lo miran por TV”

 

El fútbol, pasión de multitudes hoy esta reducido a verse “desde la vidriera”. Los apasionados que puteaban en la cancha ahora lo deben hacer desde la comodidad de su casa y descargar el resto por las redes sociales. Ahora tuvimos que acostumbrarnos “a ver todo por TV”, como dice el dicho para quienes se perdieron una definición. A mirar la Sudamericana, la Libertadores, las Copas europeas y tal vez el Mundial de Qatar y los que no tienen el servicio pago para ver el fútbol nacional deben bancarse los relatos a pantalla partida con imágenes viejas y apasionados vía Zoom. El fútbol es pasión. Y pasión es sufrir.

 

Lamentablemente, no es tiempo de pensar en jugar al fútbol, mucho menos en organizar campeonatos. En un momento en el que nos piden prevención, precaución, evitar las juntas y usar protecciones y donde hemos aprendido que “Positivo”, “sospechoso”, “abrazar”, “comerse un asado”, “encontrarse”, “Fiestas” y “tomar mate”, son malas palabras, parece mentira que hayamos tenido que agregar una nueva a este eventual glosario pandémico: “jugar al fútbol” o “FUTBOL”.  Ya vendrán tiempos mejores. Es tiempo de cuidarse, ES TIEMPO DE PARAR LA PELOTA.

 

EN ESPERA. Por el tiempo que queda sería imposible desarrollar el Torneo Oficial. Pasaría al 2022.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar