ActualidadTenis
Tendencia

Raul Idiart: “Nos motiva que se reinicien las actividades”

Ofreciendo una mínima oferta deportiva, Sportivo Trabajo reinició su actividad tras varios días de cierre. “De a poco estamos abriendo las puertas del Club”, destacó su presidente. Tenis, pilates, gimnasia y próximamente boxeo, ya figuran en la grilla de opciones.

Con cautela y de a poco, Sportivo Trabajo entreabre su persiana deportiva ofreciendo su operatividad de manera limitada, pero activa al fin. Detrás del histórico “aurinegro” hay un grupo de gente que como a dicho su presidente Raúl Idiart, “se ha puesto el Club al hombro” y como tal, debe ser correspondido. Tras una temporada de verano regular, que terminó al filo del inicio de la cuarentena “eterna” y el consecuente cierre, Sportivo quedó con un presupuesto acotado que de alguna forma le permitió subsistir. Se “comió el amague” hace un mes y pico cuando la prueba piloto le dio chance a la reapertura, pero la alegría le duró horas cuando a los pocos días se confirmó el primer caso de COVID19.

 

No obstante, tras normalizarse la situación, se volvió a habilitar la prueba piloto, pero el Club prefirió no usar ese derecho hasta que ingrese a fase 5, acción que ocurrió una semana después. El segundo caso podría haber provocado un segundo cierre, pero la Comuna decidió mantener la prueba piloto, por lo cual el Club permanece abierto, pero solo dictando una actividad deportiva en su campo y otra en su sede. La acción, de algún modo, motiva a los allegados a la institución. “De a poco estamos abriendo las puertas del Club, habiendo iniciado con tenis. Debido a ciertas precauciones con su lógico temor no es gran cosa el grupo que se acerca, pero gradualmente se está dictando la actividad”, dijo Idiart.

 

 

 

 

“Personal y dirigentes se pusieron el Club encima”

 

Al tenis se suma la actividad que se brinda en la sede social como pilates y personal trainer y breve se agregará el entrenamiento de boxeo a cargo de Pablo Aguilar Ale. “Nos motiva que se reinicien las actividades”, se entusiasmó el directivo. Ello se debe a la necesaria urgencia de generar recursos en procura de mantener el activo del Club. “El personal de mantenimiento y la dirigencia se pusieron el Club encima y a pesar de no tener actividad en toda su dimensión debemos destacar que el predio se mantiene prolijo”, agregó Idiart. A esto se suma el movimiento en paralelo de la sede social donde se realizan refacciones gracias a los aportes de corte social como la venta de pollos (domingo 19) y “El Golazo”.

 

 

 

“Efectivamente es un buen aporte, que sumado al de los socios y al programar de asistencia al trabajo y a la producción (ATP), que instruye el Gobierno nacional para los clubes nos permite salvar gastos”, amplió Idiart con optimismo. Sin embargo, el estado de ánimo no es el mismo a la hora de evaluar la reapertura total de la oferta deportiva: “Veo complicada la reapertura al resto de las actividades porque estamos metidos en una incertidumbre tal que depende de lo que surja en cuestiones sanitarias. Nosotros llevábamos algunos días abiertos hasta que apareció el primer caso y tuvimos que cerrar, estamos con un poco de temor al respecto, pero con la esperanza de poder en breve reabrirnos completamente”.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar